Nos mueve la inhumación directa al suelo y volver a la tierra compostando el cuerpo humano fallecido

Educación para la Muerte

Desde la Asociación para el Enterramiento Natural abogamos por impulsar la educación para la muerte. 

Consideramos que si en los diversos ámbitos educativos se explican las ciencias de la vida, con información sobre cómo se nace, se alimenta o se reproduce un ser vivo, también debe incluirse cómo es el proceso del final de la vida.

Por ello tenemos como objetivo enseñar la realidad del proceso de morir en la naturaleza y en el ser humano en particular. También lo es facilitar el entrenamiento emocional respecto a las pérdidas (y no sólo relacionadas con el morir).

Enseñar o acompañar para la muerte tiene un valor formativo indudable ya que permite explorar las potencialidades humanas afectivas de una forma práctica.

La educación para la muerte, además, facilita la conciencia sobre el morir como una presencia que llena la vida de sentido y de valor.

Educar con consciencia sobre la mortalidad hace valorar el presente, prepara para la pérdida o el tránsito, amplia el concepto de amor y nos responsabiliza socialmente.

La muerte permite expresar sentimientos únicos y apreciar en ella la belleza inherente de la armonía cósmica. Por estos motivos trabajamos para poder ofrecer en breve un programa pedagógico sobre la muerte para los diferentes niveles educativos.

Ir al contenido